3497 Comentarios

La fascinante historia de Curazao

 

Curacao es una isla con una historia increíblemente larga y fascinante. Desde los habitantes originales, los indios y los españoles hasta los holandeses que han gobernado el país. El nombre Curacao en sí ya es especial, aunque la gente no está segura de dónde viene el nombre. Hay no menos de 5 teorías diferentes sobre esto. El nombre puede derivarse del nombre que los nativos americanos le dieron a esta isla, pero también puede provenir de la palabra portuguesa ‘cura’, que significa ‘curación’ en holandés. También es posible que Curacao provenga del portugués ‘coraçao’, corazón en holandés. Otra teoría es que Curazao proviene de la palabra caribeña para grandes plantaciones, ‘corauaçu’. Finalmente, el nombre Curazao también podría provenir de la palabra ‘corossol’. Corossol significa guanábana y es una fruta que se puede encontrar en Curazao. En el resto de este artículo, elaboraré sobre la fascinante historia de Curazao.

 

El origen de Curazao

Hace unos 60 millones de años, una masa volcánica de hasta 444 kilómetros cuadrados se elevó violentamente sobre la superficie del agua en el Mar Caribe. Este es el país que ahora conocemos como Curazao. La isla está formada por roca ígnea y fue formada además por los vientos alisios. Además, esta masa de tierra también fue formada por el sol que siempre brilla sobre ella. También hay formaciones de piedra caliza en la costa oeste de Curazao que se formaron aún más por las olas que las golpearon con fuerza. Por lo tanto, también puedes ver esta costa como una barrera para las olas que pueden alcanzar decenas de metros de altura. Juntos, estos tres elementos han asegurado que la isla de Curazao ahora se vea como la conocemos. Sin embargo, este proceso nunca termina y continúa, por lo que Curacao se verá completamente diferente en al menos unos pocos millones de años.

 

La llegada de los españoles

El 10 de octubre de 1499, la isla de Curazao en el Mar Caribe fue descubierta por primera vez por un europeo, a saber, el explorador español Alonso de Ojedo. Este día todavía se celebra aquí con la fiesta nacional ‘ El Día de Curacao . Gracias a este descubrimiento, la isla de Curazao se colocó por primera vez en el Mapa Mundi. Este es un famoso mapamundi del cartógrafo español Juan de la Cosa.
Cuando los españoles llegaron por primera vez a Curazao, notaron que ellos mismos no eran tan grandes en comparación con los indios que vivían en Aruba, Bonaire y Curazao. Por eso los españoles llamaron a estas islas ‘islas de los gigantes’, que significa isla de los gigantes. Tiempo después descubrieron que en estas tres islas no había oro ni tierras de cultivo útiles y les cambiaron el nombre a ‘islas inutiles’, islas inútiles. Como solución a esto, sacaron a los indios de estas islas del Caribe y los hicieron trabajar para los españoles. Los indios tuvieron que trabajar en las plantaciones de azúcar y en las minas de cobre.

 

La llegada de los holandeses

Aproximadamente a mediados del siglo XVII, la Compañía de las Indias Occidentales (WIC) necesitaba un nuevo punto comercial para darle un buen uso en su ruta a América del Sur con un puerto para la marina y los corsarios que tenía. Encontraron a Curazao adecuado para esta tarea y es por eso que Johannes van Walbeeck se hizo cargo de Curazao de manos de los españoles en 1634. Dos años más tarde, los holandeses también lograron conquistar las otras islas caribeñas de Bonaire y Aruba de manos de los españoles.
Cuando hablamos de la historia de Curazao, no se debe perder a Peter Stuyvesant. Fue un famoso administrador colonial holandés en la época en que los Países Bajos gobernaban Curazao. Trabajó para WIC e incluso fue nombrado director general de Curazao en 1639, lo que automáticamente le dio poder sobre Bonaire y Aruba. Cuando los ‘Nuevos Países Bajos’ se trasladaron de Curazao a Nueva Ámsterdam, la actual Nueva York, Peter Stuyvesant lo acompañó y finalmente murió aquí en 1672.

 

El período de confusión

Curazao no siempre ha sido claro y duradero desde un solo país. Curacao ha cambiado de manos varias veces en el siglo XIX, de ahí el nombre de «período de confusión». Una vez los ingleses estaban a cargo y luego los holandeses volvieron a tener control sobre Curazao. Esto se debe a que Inglaterra en ese momento estaba en guerra con Francia bajo Napoleón y durante este período dos veces logró conquistar la isla de Curazao de los holandeses. Cuando se firmó el Tratado de Londres en 1814, resultó en el regreso a los Países Bajos de las colonias que Inglaterra había tomado durante las Guerras Napoleónicas.

 

La esclavitud en Curazao

Desafortunadamente, Curazao también tiene una historia oscura. En el siglo XVII, los holandeses, ingleses, franceses y portugueses establecieron aquí un comercio de esclavos. Transportaron africanos negros de África a esta área del Caribe para que pudieran ser intercambiados aquí. Los esclavos comercializados aquí tendrían que ir a trabajar tanto en América del Norte como en América del Sur e incluso en las islas del Caribe. Su trabajo consistía en trabajar en varias plantaciones, en las salinas y en los puertos. Este fue un trabajo muy duro. Los barcos holandeses finalmente enviaron un total de medio millón de esclavos de África a Curazao. Desde 1662, decenas de miles de esclavos se mantuvieron en Willemstad y se comerciaron más cada año. Curazao fue un punto importante para ellos en el comercio transatlántico de esclavos, como resultado de lo cual la esclavitud en Curazao, entre otras, fue abolida recién en 1863 por los holandeses.

 

De Antillas Neerlandesas a Reino de los Países Bajos

Curazao fue una de las islas, incluso la isla principal, que se conocían como las Antillas Neerlandesas hasta 2010. Sin embargo, estos fueron levantados el 10 de octubre de 2010. Debido a esta abolición, tanto Curacao como Sint Maarten se convirtieron posteriormente en nuevos países del Reino de los Países Bajos. Otras islas Bonaire, Saba y St. Eustatius se convirtieron en municipios especiales. Como resultado, el Reino de los Países Bajos ahora consta de los países Aruba, los Países Bajos, Sint Maarten y Curacao.
También en la cercana Klein Curacao puedes encontrar muchos elementos especiales con una historia fascinante. Por ejemplo, en esta isla deshabitada yace un misterioso naufragio que parece fantasmal. Nosotros en Curacao Trips estamos felices de llevarte a esta isla y contarte todo sobre su historia.